Excelsior

Francia anuncia plan para acabar con extremismo en suburbios


AP / Foto Reuters

PARÍS

El propio gobierno francés alimentó al extremismo islámico al abandonar a sus suburbios más pobres.

Así lo aseveró el presidente Emmanuel Macron, quien prometió medidas más duras y en ocasiones autoritarias para combatir la radicalización.

Macron anunció un plan multimillonario para ayudar a los suburbios más problemáticos, donde el crimen florece y las oportunidades de trabajo escasean, en especial para las minorías que tienen sus orígenes en las antiguas colonias francesas.

Más de 5 millones de personas viven en los suburbios más pobres de Francia, donde el desempleo alcanza un nivel de 25 por ciento, muy por arriba del promedio nacional de 10 por ciento.

Para las personas que tienen menos de 30 años, el panorama parece estar peor, ya que más de un tercio no cuentan con un empleo.

La respuesta ante la problemática es proporcionar subvenciones a los jóvenes con menos recursos para que comiencen pequeñas empresas, así como duplicar los fondos para la vivienda pública, ampliar los programas de guarderías infantiles, mejorar el transporte público en los suburbios más lejanos o empobrecidos, ofrecer subsidios a las compañías para que contraten a los jóvenes desprotegidos y dar empleo en la policía local a más personas.

Los predecesores de Macron también invirtieron miles de millones de euros en su intento por mejorar la situación en los suburbios, llamados en Francia “banlieues”, y fracasaron.

Sin embargo, el actual mandatario no se dejó intimidar por el pasado y dijo que cada vez hay más cosas que están en juego.

La radicalización echó raíces porque el Estado no prestó atención y renunció a las responsabilidades que tenía en los suburbios más pobres”, indicó Macron.

La consecuencia fue que los predicadores extremistas llenaron el vacío.

De acuerdo con Macron, los reclutadores radicales argumentaron:

Nos haremos cargo de sus niños… nos haremos cargo de sus padres. Propondremos la ayuda que la nación ya no ofrece”.

Los extremistas que han atacado a Francia en los últimos años crecieron en las viviendas sociales de Francia.

El director de la agencia de inteligencia francesa, Laurent Nunez, señaló que casi 18 mil personas en Francia están en las listas de vigilancia por radicalización y que ese número sigue creciendo.

Macron señaló que su gobierno presentará alrededor de 15 medidas para combatir la radicalización y cerrará las “estructuras inaceptables” que promueven el extremismo y tratan de dividirlos.

Síguenos en Twitter @Excelsior. 

O si lo prefieres, en Facebook/ExcélsiorMex.



Source link

You Might Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>