Sci/Tech, Uncategorized

iPad Pro: el futuro de la computación

Hace casi un año escribí una reseña del iPad Air 2 en el cual explicaba mi profunda decepción ante la promesa incumplida de un mundo en el cual no necesitaba usar un PC (siendo “PC” un equipo con sistema operativo tradicional, es decir Windows, OS X o Linux) para hacer mi trabajo del día a día.

No es una cuestión de hardware, las dos últimas generaciones de iPads tienen procesadores lo suficientemente rápidos como para competir con, por ejemplo, un MacBook Air reciente, es una cuestión de software. Apple no soportaba multitarea real en iOS que permitiera mostrar más de una app al mismo tiempo en pantalla, su soporte de teclados físicos externos era paupérrimo y los desarrolladores históricamente han sido bastante vagos a la hora de hacer aplicaciones que no sean simplemente una versión más grande que sus contrapartes en el iPhone.

Los primeros signos del cambio llegaron con iOS 9, que permite interactuar con más de una app a la vez, que permite transformar el teclado virtual en una especie de trackpad y que tiene soporte mucho más grande para teclados externos. Pero con el iPad Pro, Apple ha mostrado que es posible vivir en un mundo post-PC y que el futuro de la computación está más cerca de lo que creemos.

La mejor forma de describir el primer contacto con el iPad Pro es como si tomaras en tus manos la pantalla de un MacBook Air, sin el teclado. Son 12,9 pulgadas (es 78% más grande que el iPad Air), es realmente grande, pero tener una pantalla de ese tamaño en el contexto de trabajo tiene amplias ventajas. La primera y obvia es que las apps ahora podrán mostrar más al mismo tiempo, desplegando más información sin tener que hacer scroll o desplazando objetos de un lado a otro de la pantalla. Pero con una resolución de 2732×2048 pixeles da la posibilidad de mostrar dos apps a tamaño completo como si estuviesen en modo vertical. Productividad multiplicada, y ahora sí, de verdad.

Hace casi un año escribí una reseña del iPad Air 2 en el cual explicaba mi profunda decepción ante la promesa incumplida de un mundo en el cual no necesitaba usar un PC (siendo “PC” un equipo con sistema operativo tradicional, es decir Windows, OS X o Linux) para hacer mi trabajo del día a día.

No es una cuestión de hardware, las dos últimas generaciones de iPads tienen procesadores lo suficientemente rápidos como para competir con, por ejemplo, un MacBook Air reciente, es una cuestión de software. Apple no soportaba multitarea real en iOS que permitiera mostrar más de una app al mismo tiempo en pantalla, su soporte de teclados físicos externos era paupérrimo y los desarrolladores históricamente han sido bastante vagos a la hora de hacer aplicaciones que no sean simplemente una versión más grande que sus contrapartes en el iPhone.

Los primeros signos del cambio llegaron con iOS 9, que permite interactuar con más de una app a la vez, que permite transformar el teclado virtual en una especie de trackpad y que tiene soporte mucho más grande para teclados externos. Pero con el iPad Pro, Apple ha mostrado que es posible vivir en un mundo post-PC y que el futuro de la computación está más cerca de lo que creemos.

La mejor forma de describir el primer contacto con el iPad Pro es como si tomaras en tus manos la pantalla de un MacBook Air, sin el teclado. Son 12,9 pulgadas (es 78% más grande que el iPad Air), es realmente grande, pero tener una pantalla de ese tamaño en el contexto de trabajo tiene amplias ventajas. La primera y obvia es que las apps ahora podrán mostrar más al mismo tiempo, desplegando más información sin tener que hacer scroll o desplazando objetos de un lado a otro de la pantalla. Pero con una resolución de 2732×2048 pixeles da la posibilidad de mostrar dos apps a tamaño completo como si estuviesen en modo vertical. Productividad multiplicada, y ahora sí, de verdad.

iPad Pro

Una vez teniendo claras las posibilidades del nuevo tamaño, de tener dos apps al mismo tiempo en pantalla partida conectas un teclado externo y te das cuenta que un montón de atajos de teclado a los que estás totalmente acostumbrado en una Mac (y muchos de PC) están ahora disponibles en el iPad. No solo eso, sino que las apps ahora pueden incorporar atajos de teclado que activen ciertas funciones en la app que antes sólo se podía acceder tocando la pantalla o que te permitan dirigirte a un punto en particular de la interfaz gráfica. Por ejemplo, ahora por medio de Command+L en Safari, iras directamente a la barra de direcciones/búsqueda. O si estás en Mail y presionas Command+Shift+D, envías el correo electrónico que estás escribiendo. También puedes cambiar de app usando Command+Tab, acceder a la búsqueda, volver a la pantalla de inicio sin retirar tus manos del teclado. ¿No te queda claro que atajos están disponibles? Simplemente mantienes presionado Command, Option o Control y aparecen los que tengas disponible para la app en que estés usando en ese momento.

Claro, para aprovechar el soporte extenso de teclados externos, Apple ha lanzado uno propio, el Smart Keyboard que también protege la pantalla del iPad, pero esto se puede realizar con cualquier teclado externo, de hecho Logitech puso en venta un modelo específico para el iPad Pro con soporte deSmart Connector minutos después de la finalización del evento de Apple.

La suma de un nuevo tamaño de pantalla del iPad Pro, iOS 9, las nuevas funciones de multitasking, el soporte muy mejorado del teclado virtual y teclados físicos externos me ha dado una vista previa de un posible futuro de la computación, que la era post-PC está más cerca de lo que creemos y queahora sí parece plausible un mundo en el cual no hace falta tener un Mac o un PC para trabajar y ser productivo con un dispositivo tan portátil como un iPad. Sólo queda que los desarrolladores hagan su parte y ofrezcan apps que realmente estén adaptadas al iPad, que sean realmente usables y optimizadas para pantallas grandes. Sí, incluye un stylus (el nuevo Apple Pencil), pero su existencia y motivo de ser lo dejaremos para otra ocasión.

Sin duda las posibilidades son emocionantes. El iPad Pro se pondrá a la venta en noviembre.

You Might Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>