Excelsior

'Trump socava la democracia': Barack Obama


José Carreño Figueras

CIUDAD DE MÉXICO.

El presidente Barack Obama acusó al candidato presidencial republicano, Donald Trump, de cuestionar la legitimidad de la democracia estadunidense, luego de que el aspirante afirmara que reconocería el resultado de las elecciones si resultara ganador.

Mientras las proyecciones del Colegio Electoral comenzaban a dar a la demócrata Hillary Rodham Clinton una histórica ventaja de 352 a 183 votos, un desafiante Trump rehusó dar marcha atrás en su determinación de no reconocer el triunfo de su rival si así ocurriera el 8 de noviembre.

Aceptaré totalmente el resultado de esta histórica y enorme elección presidencial”, dijo Trump durante un mítin en Delaware, Ohio. Pero eso, agregó, será “si gano”.

Trump, al menos públicamente, reclamó el triunfo en el tercer y último debate de la campaña electoral, definido por la prensa estadunidense como desagradable y contencioso y como un triunfo para la candidata demócrata.

En ese marco, el rechazo de Trump a acatar –aunque por ahora sea sólo una posibilidad– uno de los ritos importantes del sistema electoral estadunidense, la aceptación de triunfo del rival, provocó un escándalo.

Trump sostiene que las elecciones están “arregladas” por su rival y por la prensa estadunidense.

Cuando se trata de sembrar las semillas de la duda en la mente de la gente sobre la legitimidad de nuestras elecciones, eso socava nuestra  democracia. Entonces se hace el trabajo de nuestros adversarios… porque nuestra democracia depende de que la gente sepa que su voto importa”, subrayó Obama.

El punto parece tanto más importante porque la demócrata Rodham Clinton parecía encaminada a un triunfo de enormes proporciones.

De acuerdo con el politólogo Larry Sabato, si las elecciones estadunidenses fuesen ahora, Rodham Clinton obtendría 352 de los 535 votos que componen el Colegio Electoral, el organismo encargado de definir al Presidente de Estados Unidos.

El Colegio Electoral es el encargado real de elegir al Presidente, en el sistema indirecto que es la tradición en Estados Unidos.

La votación del 8 de noviembre determina en realidad si los miembros del Colegio son demócratas o republicanos, que votan de esa forma y eligen así al nuevo mandatario.

La estimación de Sabato, director del Centro de Estudios Políticos de la Universidad de Virginia, sobresaltó al mundo político estadunidense, ante el creciente temor del Partido Republicano de que un desplome de Trump arrastre consigo a otros funcionarios electos, específicamente senadores y representantes (diputados federales).

El Partido Republicano tiene ahora la mayoría en ambas cámaras y, de acuerdo con las proyecciones, los demócratas tienen posibilidades de conquistar hasta cinco escaños en el Senado, donde los republicanos tiene ahora una ventaja de 54 a 46.

La prensa política estadunidense especulaba además con la posibilidad de que los demócratas pudieran conquistar hasta 30 curules en la Cámara de Representantes, donde ahora están en desventaja por 247 a 186 (con tres asientos vacíos).

 

Michelle Obama critica la visión sin esperanza del republicano

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, arremetió ayer contra el candidato presidencial Donald Trump, por no comprometerse a reconocer los resultados de las elecciones, y combatió su visión “completamente carente de esperanza” que “degrada” a las mujeres y los inmigrantes.

En un mitin en Phoenix, en el estado tradicionalmente republicano de Arizona, Michelle criticó a Trump por decir que dejaría “en suspenso” la cuestión de si aceptará el resultado de las elecciones.

No puedes intentar mantener en suspenso la democracia estadunidense. Demasiada gente ha luchado y se ha manifestado y ha muerto por esta democracia”, aseguró Michelle en un apasionado discurso.

La primera dama advirtió a los asistentes a su mitin que quienes “hablan de que las elecciones están amañadas”, como ha hecho Trump, “están tratando de convencerlos de que se queden en casa, están intentando quitarles su voto”.

Nuestra democracia es reverenciada en todo el mundo (…). Somos lo suficientemente afortunados de vivir en un lugar donde los ciudadanos deciden quién es Presidente”, defendió la primera dama.

LA FISCAL GENERAL DESCARTA FRAUDES

Por su parte, la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, rechazó ayer las declaraciones de Donald Trump sobre que las próximas elecciones presidenciales podrían ser manipuladas.

En declaraciones realizadas en Roma, Lynch dijo que no existen razones para creer que hubiera un riesgo real.

Aclaró que el Departamento de Justicia estaba trabajando de forma estrecha con los estados del país para verificar que sus sistemas sean seguros frente al riesgo de ataques cibernéticos.

-AFP y EFE



Source link

You Might Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>